Cómo distinguir a un buen cerrajero

Cómo distinguir a un buen cerrajero

¿Necesita un cerrajero en Sevilla? Hoy en día es increíblemente sencillo, tan fácil con abrir un directorio, diario o hacer una pequeña búsqueda en la red es suficiente para encontrar opciones de cerrajeros 24 horas en Sevilla por montones. ¿Necesita un cerrajero de calidad y económico? Pues en ese caso puede contar con nuestros servicios, debido a que tenemos unos precios muy competitivos dentro del mercado.

Afortunadamente, muchos buenos cerrajeros comparten las mismas características en cuanto a sus servicios.

Primeramente, un cerrajero profesional no se enfoca solo en ofrecer servicios de cerrajería de urgencia las 24 horas. Puede que usted solo necesite un buen cerrajero al cual contratar en urgencias, sin embargo, el saber que el cerrajero que contratemos puede y sabe hacer mucho más que eso nos permite asegurarnos que este contando con grandes profesionales altamente cualificados. En nuestra empresa solventamos sus problemas de cerrajería a la mayor rapidez y le brindamos las mejores soluciones sin romper.

Añadiendo un poco más de información útil a lo que es un cerrajero profesional, un buen cerrajero ofrece garantía por escrito de su trabajo, en donde se ofrece también seguro contra daños. Si bien no toda puerta se puede abrir de manera sutil, al menos puede estar seguro(a) que nuestros cerrajeros sevilla, no hará nada que dañe su puerta sin informarle, obtener su permiso, y sobre todo cuando sea realmente necesario.

Y otro tipo de garantía que no siempre es “garantía” en los servicios de un cerrajero, se trata del tiempo de llegada. Buena parte de las ocasiones que necesitamos un buen cerrajero las 24 horas es de urgencia, por lo cual usted no querrá esperar 2 horas en la madrugada a que el cerrajero al que llame se desperece para ir en su ayuda. Muchos cerrajeros le garantizan llegar en 30 minutos, pero solo como eslogan y no tanto en la práctica. Otros, siguiendo la estrategía de las pizzerías, ofrecen garantía de verdad de llegada o de lo contrario, ofrecen algún descuento por tardanza. Entonces, el cerrajero que hace de la garantía de llegada de 30 minutos algo real que impacta en sus ingresos, suele ser más eficiente en su trabajo y puede estar más seguro que llegara poco después de llamarle. Nuestros especialistas llegan muy rápido a su inmueble para solventar la incidencia.

Después de despejar que un cerrajero es profesional y está a disposición para atender rápidamente en urgencias, ya podemos enfocarnos en analizar las diferencias en precios. En este punto siempre es bueno tener varias opciones de cerrajeros 24 horas, esto porque cada uno maneja su tarifa de forma distinta. Por ejemplo, algunos cerrajeros sobre la tarifa normal cobran cargos de traslado, otros cobran un extra en horario de noche, etc… Nuestra empresa dispone de muy buenos precios que se le facilitan por teléfono.

Cerrajería: Un oficio de siglos que no muere, se adapta

La cerrajería es el oficio que se encarga de lo relacionado con sistemas de seguridad particulares, candados, cerraduras en casa o negocio, duplicados de llaves,reparación y cambio de cerraduras, etc. Se trata de un oficio que ha existido desde hace siglos, más sin embargo, nunca gozo de ser un oficio a parte, más bien era parte del catálogo de servicios de los antiguos herreros.

Dado que la cerrajería requiere de la manipulación de metal, eran los herreros quienes se encargaban al mismo tiempo de brindar seguridad a los hogares en la antigüedad por medio de la fabricación, reparación y mantenimiento de sistemas de cerrajería.

La cerrajería temprana no fue nada impresionante, era útil, pero no presentaba demasiada sofisticación en cuanto a seguridad. Cualquier ladrón con un poco de práctica podía abrir un candado o cerradura.

La herrería junto con otros oficios fueron afectados críticamente por la llegada de la revolución industrial, que ahora permitía producir piezas de metal en grandes cantidades, prescindiendo así de la mano de obra de un herrero. Aunque aún sigue existiendo, la herrería ha sido orillada a un oficio de hobbie, de artistas, y fabricación de piezas especiales, pero su relevancia como profesión se acabó con la llegada de nuevas técnicas de producción.

Sin embargo, la cerrajería no tuvo el mismo destino, con la cada vez menos demanda de servicios de herrería sin un cambio en la demanda de servicios de cerrajería, el oficio de cerrajeros se volvió un oficio individual y especializado no en metal como la herrería, sino en la manipulación de metal y sistemas mecánicos de seguridad con el fin de dar seguridad a los inmuebles.

Por lo tanto, más que ser afectado por la revolución industrial, el oficio de cerrajería fue impulsado por las nuevas tecnologías. Lo anterior debido a la necesidad de mano de obra humana, dado que cada cerradura debe abrirse con una llave específica, la tarea de automatizar a gran escala la creación de llaves y cerraduras no tenía sentido, era necesario un cerrajero que le diera individualidad de acceso a cada cerradura.

La cerrajería continuo siendo por mucho tiempo un oficio artesanal, muchas veces se aprendía de familia, se usaban herramientas simples para realizar el oficio, y no era en verdad una tarea que alguien no pudiese volverse profesional dedicándole algo de tiempo. Hoy en día sin embargo el panorama es muy diferente.

Las nuevas tecnologías no eliminaron la necesidad de la mano de obra de cerrajeros, contrariamente a lo que se pudiera pensar de un oficio artesanal, la tecnología mejoro la cerrajería, y esta se adaptó bien a las nuevas tecnologías.

Con lo anterior podemos decir que el oficio de cerrajeros no es algo fácil de aprender. Las cerraduras de hoy llegan a tener una complejidad impresionante que solo profesionales cerrajeros pueden reparar y dar mantenimiento. No solo hablamos de cerraduras mecánicas, otro tipo de cerraduras como las electrónicas son también parte del área de acción del cerrajero actual.

La cerrajería se ha y sigue adaptándose a las nuevas tecnologías, y con ello, el oficio de cerrajero se hace también más difícil y sofisticado. No es raro que hoy en día en las empresas de cerrajeros entre la plantilla laboral se encuentren personas con nivel de ingeniería.

Abrir cajas fuertes, persianas, cerraduras electrónicas, hoy en día el oficio de cerrajería abarca muchos tipos de servicios, más la esencia sigue siendo la misma, instalar, crear, reparar y dar mantenimiento a sistemas de seguridad de cierre y apertura. No sería raro que el oficio de cerrajería en unos pocos años requiriera también profesionales en el área de programación computacional, para entender esto solo podemos decir que una llave y una cerradura pueden tomar muchas formas con la llegada de nuevas tecnologías.

El oficio de cerrajería está lejos de desaparecer, mientras siga existiendo una demanda por la necesidad de mantener seguras nuestras propiedades, el oficio de cerrajeros seguirá existiendo. Lo que no podemos decir es que cualquier persona pueda convertirse en cerrajero, ya hoy en día ser cerrajero no es algo que se aprenda en un mes.

La cerrajería se adapta a las tendencias tecnológicas, el perfil del cerrajero seguirá cambiando bastante hasta tal vez volverse totalmente distinto de un cerrajero del siglo pasado, pero el oficio en sí no desaparecerá.

Comparte en las Redes Sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
2017-11-14T17:49:15+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR